1 DE MAYO DIA INTERNACIONAL DEL TRABAJO

  • By soporte
  • mayo 9, 2020
  • 0
  • 194 Views

LOS MÁRTIRES DE CHICAGO 1 DE MAYO, SE INICIA LA HUELGA

En 1986 fueron ejecutados en Estados Unidos cinco de ellos condenados a la horca y dos a cadena perpetua y quince años de trabajos forzados, este grupo de sindicalistas ejecutados y condenados por hacer valer sus derechos; pero cual fue el desagravio para merecer tan indescriptible sentencia? Triste la realidad pero fue por tan solo la exigencia de trabajar ocho horas ante las 16 que laboraban diariamente; antes de la maldita sentencia, los trabajadores realizaban protestas continuas con paros seguidos, ante lo cual el presidente de ese entonces en Estados Unidos, Andrew Johnson fue quien promulgo la ley estableciendo las ocho horas diarias de trabajo. El Sector empresarial indignado no acata la ley presidencial.

1 DE MAYO SE INICIA LA HUELGA. Al no acatar el decreto presidencial por parte de los empresarios

Uno de los más célebres grabados de la revuelta de Haymarket, que muestra, de forma inexacta, a Fielden dirigiéndose al público al mismo tiempo que estalla el explosivo y empiezan los disturbios. Los hechos dieron lugar a la conmemoración y están contextualizados en albores de la
Revolución Industrial en los Estados Unidos. A fines del siglo XIX Chicago era la segunda ciudad en número de habitantes de EE. UU. Del oeste y
del sudeste llegaban cada año por ferrocarril miles de ganaderos desocupados, creando las primeras villas humildes que albergaban a cientos de miles de trabajadores. Además, estos centros urbanos
acogieron a emigrantes llegados de todo el mundo a lo largo del siglo XIX.

PROCLAMA ACUSATORIA

Un periodista héroe del primero de mayo

NO FUE UN POLÍTICO, NO FUE UN LÍDER SINDICALISTA, FUE UN PERIODISTA EL HÉROE QUE LLEVÓ A LA GLORIA A LOS TRABAJADORES EL 1 DE MAYO, QUIEN REDACTO LA PROCLAMA QUE LLEVARÍA AL LOGRO DE LOS TRABAJADORES; ESTA PROCLAMA SE UTILIZARÍA LUEGO COMO PRUEBA ACUSATORIA EN EL JUICIO QUE LO CONDUJO A LA MUERTE EN LA HORCA
25.000 octavillas se imprimieron en la época.
Esta es la proclama que llevó a la muerte popr ahorcamiento a Adolf Fischer redactor del Arbeiter Zeitung, periodico donde se redacto y publicó

Trabajadores: la guerra de clases ha comenzado. Ayer, frente a la fábrica McCormik, se fusiló a los obreros. ¡Su sangre pide venganza!

¿Quién podrá dudar ya que los chacales que nos gobiernan están ávidos de sangre trabajadora? Pero los trabajadores no son un rebaño de carneros. ¡Al terror blanco respondamos con el terror rojo! Es preferible la muerte que la miseria.

Si se fusila a los trabajadores, respondamos de tal manera que los amos lo recuerden por mucho tiempo.

Es la necesidad lo que nos hace gritar: ¡A las armas!.

Ayer, las mujeres y los hijos de los pobres lloraban a sus maridos y a sus padres fusilados, en tanto que en los palacios de los ricos se llenaban vasos de vino costosos y se bebía a la salud de los bandidos del orden…

¡Secad vuestras lágrimas, los que sufrís!

¡Tened coraje, esclavos! ¡Levantaos!

¡Cuando será el día cuando
todo el trabajo
se haga cantando!
¡Cuando será cantar
lo mismo que trabajar!
Cuando los ríos sean de leche,
la luna de requesón,
la luz del sol pura miel
y el día un pan cocido al sol,
¡Y el día un pan cocido al sol!
¡Y el pan cocido al sol!.

Enrique Buenaventura.
Cuando mi alma se afana,
el día se aclara,
se ilumina el trabajo
y mi inspiración despierta.
Cuando mi alma se afana,
el día se aclara,
mi espiritu
expone al sol brillante
la miseria turbia
de la desidia holgazana
Cuando mi alma se afana
el día se aclara y
a la puerta de la vida,
mi labor llama.
J.M.P.
A %d blogueros les gusta esto: